Astrónomos Descubren Colonia más Antigua de Enanas Cafés

Jueves, 28 Noviembre 2013

Los objetos se movilizan a 200 km por segundo y tienen una edad promedio de 10 mil millones de años. En el estudio participaron dos astrónomos de la U. de Chile: James Jenkins y Avril Day Jones.

Investigadores de la Universidad de Hertfordshire, liderados por el David Pinfield, en conjunto con los expertos de la Universidad de Chile, James Jenkins y Avril Day Jones, hallaron al par de Enanas Cafés más antiguas divisadas en nuestra Vía Láctea.

El estudio, presentado por la Sociedad Astronómica Real de Reino Unido, corresponde a dos Enanas Cafés con masas y temperaturas que las ubican entre la clasificación de planetas y objetos sub-estelares (estrellas fallidas). Estos objetos son los primeros detectados de una vasta población de antiguas Enanas Cafés que pudieran existir en nuestra Vía Láctea.

Según explica Jenkins, “estos objetos probablemente se originan en el halo o disco grueso de galaxia y no en la región que aloja a nuestro Sol y a cerca del 97 por ciento de todas las otras estrellas, lo que significa que son una clase de objetos muy extraña”.

Las Enanas Cafés son parecidas a las estrellas que contienen cerca del 7 por ciento de masa del Sol pero, a diferencia de nuestro astro cuya temperatura es cercana a los 5.600 grados Celsius, viven con una temperatura no mayor a los 600 grados Celsius. “Estos objetos son probables estrellas antiguas que nacieron a principios de la formación de nuestra galaxia. Esto significa que son reliquias de un tiempo pasado en la historia de la Vía Láctea, lo que significa que podrían proporcionar pistas sobre su formación. Este estudio también indica que podrían existir muchas enanas cafés en nuestra galaxia, y este hallazgo quizás es sólo el comienzo”, explica Jenkins.

Por ahora los investigadores continuarán analizando los datos captados por el telescopio espacial WISE (Wide-Field Infrared Survey Explorer) para encontrar más de estos objetos con el fin de comprender mejor los procesos de formación de las enanas marrones y las primeras estrellas de la Vía Láctea.

Para ver la publicación completa (en inglés) visitar http://arxiv.org/abs/1308.0495